Cuidados
puerperales

Si estás visitando esta página, es probable que hayas dada a luz un bebé tras parto o cesárea. Queremos ayudarte a que tu estancia en el hospital sea lo más confortable posible y para ello la información y comprensión de los cuidados que vas a tener es importante.

Primero, veamos en qué fase te encuentras. Durante el ingreso te encontrarás una fase tras el parto o cesárea denominado “Puerperio”. Puede definirse como el periodo de tiempo que va desde el momento en que el útero expulsa la placenta hasta un límite variable, generalmente 6 semanas, en que vuelve a la normalidad el organismo femenino.

Este periodo de tiempo se divide clásicamente en:

  • Puerperio inmediato: las primeras 24 horas
  • Puerperio precoz o propiamente dicho: desde el 2º al 7º10º días (primera semana)
  • Puerperio tardío: hasta los 4045 días

 

Nos vamos a centrar en el puerperio inmediato y precoz que es el tiempo de hospitalización.

A continuación, te describimos algunos conceptos que es bueno que sepas, para entender que tras el parto se produce una vuelta a la normalidad mediante una serie de fenómenos involutivos: 

A nivel genital:  

  • Útero: tras el alumbramiento, el útero está contraído y alcanza la altura del ombligo. Es algo que tú misma podrás tocar y comprobar. A partir del segundo día empieza a involucionar (descender) hasta hacerse intrapélvico en unos 15 días, donde ya no podrás palparlo. Para favorecer la involución uterina, se recomienda el vaciado vesical periódico, la deambulación precoz y la lactancia materna.  
  • Entuertos: son unas contracciones involuntarias del útero necesarias para disminuir su tamaño y volver a su sitio. A veces son dolorosas, sobre todo en multíparas y al dar lactancia materna.  
  • Loquios: es la secreción vaginal tras el alumbramiento. Ésta es más abundante los primeros días y va disminuyendo y cambiando su coloración a medida que pasa el tiempo. Suele tener una duración de unos 30-40 días. Los primeros 3 días son de color rojo semejante al flujo menstrual,  gradualmente se vuelven más rosados y finalmente blanquecinos.  El olor normal es el de la sangre, si observa un olor fétido puede indicar la presencia de infección. Si observa algo anormal, avise al personal de enfermería. 
  • Periné: los desgarros o episiotomías suelen cicatrizar en una semana y los puntos se reabsorben en unos diez días. Se recomienda su higiene con agua y jabón de delante a atrás, secado y cambio frecuente de compresas para evitar la humedad en la zona. 
  • Hemorroides: si tiene hemorroides, es frecuente que tras el parto aumenten y prolapsen. Si presenta dolor o molestias, consulte con el personal de la unidad.  

Tolerancia oral:  

  • Tras un parto normal: puede iniciar tolerancia oral tanto con líquidos como con sólidos a su llegada a planta salvo que se le indique lo contrario.  
  • Tras una cesárea: puede iniciar tolerancia oral con líquidos a su llegada a planta, sin embargo, con sólidos se hará progresivamente en cada comida.  

Eliminación: 

  • Micción: en las primeras horas tras el parto, es habitual la disminución de la sensibilidad vesical y tendencia a la retención urinaria debido al uso de analgesia epidural y la sobredistensión del útero.  
  • Deposición: en el posparto está favorecido el estreñimiento debido a la distensión del colon y disminución del peristaltismo. A todo esto se le une la toma de hierro, falta de movilidad, ambiente hospitalario, baño compartido, miedo por los desgarros o cicatriz quirúrgica, etc. El aumento de la ingesta hídrica, una dieta rica en residuos y la deambulación precoz favorece la evacuación intestinal. 

Mamas: hay un aumento de la prolactina que es la hormona responsable de la lactancia materna. Sobre el segundo o tercer día postparto puede notar la subida de la leche, percibiendo los pechos llenos e incluso un aumento de la temperatura corporal que no dura más de 24 horas. Es aconsejable que utilice un sujetador adecuado, del tamaño que necesite, y que le proporcione buena sujeción.  

Puede obtener más información en el documento de información sobre Lactancia Materna, pulsando en el enlace existente en la zona inferior de esta página o a través del acceso mediante código “QR” existente en la habitación. 

Aparato circulatorio: 

  • Coagulación de la sangre: el postparto es una etapa en la que hay tendencia a la hipercoagulabilidad. Debido a este motivo si usted ha sido intervenida quirúrgicamente (cesárea) se le administrará heparina para prevenir problemas trombóticos. Además, se aconseja la movilización precoz para disminuir el riesgo de enfermedad tromboembólica.  
  • Edemas en miembros inferiores: se debe a cambios en el volumen de líquidos en el organismo causado por la sangre expelida del útero al contraerse. Se recomienda la movilización precoz y la elevación de miembros. No obstante, si presenta hinchazón en una de las dos piernas, asimetrías, dolor, calor, enrojecimiento o decoloración, avise al personal de la unidad para su valoración.

Estado psicológico: puede experimentar un fenómeno que se llama “tristeza puerperal” o “maternity blues” caracterizado por tristeza, llanto, cansancio, insomnio, etc.  Lo sufren hasta un 80% de mujeres y suele ceder espontáneamente en 24 horas. Si en casa estos síntomas persisten en el tiempo, debe consultar con su matrona o médico de familia del Equipo de Atención Primaria.  

Sueño/Descanso: a partir de ahora posiblemente no va a poder dormir de manera continuada, por lo que será necesario que planifique sus momentos de descanso cuando el bebé duerma, aunque no coincidan con los momentos de descanso habituales. Los primeros días de puerperio podría ser buena opción que cuente con alguna persona que le preste ayuda para las actividades rutinarias como hacer la compra, preparar la comida, labores domésticas para que usted pueda dedicarse al bebé y a su propio restablecimiento físico y psíquico.

 

Llegada a la planta de Tocología 

Cuando llegues a la planta de Tocología habrá transcurrido un tiempo variable, en el que ya te encuentras en la fase de puerperio inmediato. Dependiendo de si has dado a luz en parto o cesárea y según tu evolución, este tiempo puede variar, pero suelen ser pocas horas.

En la planta de Tocología serás atendida por un equipo sanitario conformado por enfermeras, enfermeras especialistas (“Matronas”) y Técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería (TCAE). Tras los primeros cuidados puerperales que se te habrán suministrado antes de ingresar en la planta de Tocología, si no existe ninguna complicación, serás trasladada a tu habitación donde serás recibida por el personal sanitario. Sus cuidados estarán orientados a fomentar el bienestar y observar signos de alarma, existencia de dolor, patrones de eliminación, así como las constantes vitales (habitualmente una vez al día), altura uterina, loquios y valoración del estado del periné. Otras de sus funciones y cuidados importantes es el fomento y el apoyo en la instauración y mantenimiento de la Lactancia Materna

Puedes acceder a recomendaciones e informaciones específicas pulsando en el texto resaltado, en el enlace existente en la zona inferior de esta página o mediante el código “QR” existente en la habitación.  

Si decides alimentar a tu bebé con Lactancia artificial, también recibirás la información y ayuda necesaria, aunque como podrás percibir, el personal se orienta en estimular la lactancia materna por las múltiples evidencias científicas acumuladas respecto de sus beneficios para la madre y para el recién nacido.

De forma diaria se realizará la limpieza del cordón umbilical de tu bebé y se te instruirá a realizarlo, para que podáis hacerlo en vuestro domicilio tras el alta. Hoy en día se recomienda la denominada “cura seca” del cordón umbilical, o sea, limpieza con gasa impregnada con agua y jabón y secado minucioso. La evidencia científica ha demostrado que no hay diferencias en la ocurrencia de infecciones de cordón entre el uso de esta técnica y el uso de antisépticos. Por otro lado, el uso de antisépticos podría ocasionar resistencias a microorganismos, por lo que lo más aconsejable es la “cura seca”.

A las 48 horas del parto se realizará el cribado de las pruebas metabólicas a tu bebé (prueba del talón) y seréis dados de alta si no existe ninguna complicación.

Durante su ingreso, pueden pautarse la administración de algunos medicamentos. Los analgésicos son administrados si se precisan. Si tienes dudas respecto de la medicación pautada, consulta con el personal de enfermería. 

Antes de su alta, serás sometida a una revisión por parte del Tocólogo (obstetra). Generalmente, la duración del ingreso tras parto es de 48 horas, mientras que tras cesárea se amplía hasta 96 horas, al tratarse de un procedimiento quirúrgico de mayor intervención. Pese a que recibas el alta, recuerda que es preceptivo y recomendable la realización del cribado de metabolopatías al recién nacido, a partir de las 48 horas del nacimiento, por lo que no debes abandonar las instalaciones hasta que el pediatra haya dado el alta al recién nacido y se haya realizado la prueba del talón. El personal de enfermería programará la prueba para realizarlo en el menor tiempo posible tras las 48 horas. Te pedirá su colaboración para la correcta cumplimentación del volante que debe acompañar la muestra sanguínea, pues es muy importante que todos los datos estén correctamente cumplimentados para procesar la muestra y para poder contactarles si fuera necesario. 

Puede obtener más información de la “prueba del talón” en el documento de información sobre Cuidados Neonatales, pulsando en el enlace existente en la zona inferior de esta página o a través del acceso mediante código “QR” existente en la habitación. 

Cualquier duda o necesidad que surja a lo largo del proceso de hospitalización contacta con el profesional, estamos aquí para ayudarte.

Si tiene algún comentario, propuesta de actualización o ha detectado algún error en el texto, puede usted realizar su sugerencia en el correo calidad.badajoz@salud-juntaex.es